Usa las estrategias de comandantes exitosos en la guerra para conseguir el amor de tu vida y conquistarás.

Estoy seguro de que estás de acuerdo conmigo en que con tal de ganar la guerra los bandos involucrados son capaces de hacer lo que sea para lograr ganarla; pero hasta la guerra tiene sus reglas. Sin embargo en el amor creo que no hay regla que valga, muchas son las historias que acabaron con reinos, familias, vidas y todo por amor. ¿Cómo es posible que un sentimiento tan noble y puro pueda ser el alimento necesario para hacer tanto daño?

Deben haber oído la historia de la guerra de Troya, una historia en la que se cuenta un legendario enfrentamiento entre Troyanos y Griegos. Pero ¿Fue por amor que los Griegos se enfrentaron a los Troyanos? ¿Fue el amor del príncipe troyano Paris por la griega Helena, lo que llevó a la guerra? La respuesta es enfáticamente no. Como recuerdan, en la historia Paris se lleva a Troya a la esposa de Menelao, el hermano del rey Agamenón, después de haber sido invitado a Grecia a consolidar la paz. Este último usó la innoble acción del troyano para hacerle ver al pueblo griego que la dignidad y el honor de Grecia habían sido manchados, razón por la cual había que ir a Troya y recuperar ambas cosas. Recuerden que los griegos eran hombres que luchaban por la gloria, no por las conquistas de otras tierras. La guerra no fue por amor, sino por la codicia de Agamenón.

relacion complicada

No es el amor lo que mueve a las personas a cometer actos despiadados con tal de hacerse con su amada o amado. En realidad es la personalidad del enamorado la que lo puede llevar a actuar de maneras insospechadas. La actuación de este dependerá de los principios que tenga y de que tan comprometido esté con ellos. Por ejemplo, desear y  tomar para sí la mujer del prójimo es mal visto por un cristiano; así que por muy enamorados que estén ambos,  hay reglas que no se pueden romper. Aunque se rompen con más frecuencia de lo que se pudiera esperar.

En el caso de la guerra sucede lo mismo que en el amor, hay reglas, como las formas de lucha que existían en la época de Napoleón Bonaparte, esas reglas eran basadas en principios que ambos lados compartían y en el caso de napoleón, los principios no eran precisamente el honor y la dignidad lo que se perseguía con ellas; sino poder económico y político dado por las tierras que pasaban a formar parte de su imperio y que lo hacían cada vez más fuerte.  Pero tal vez la gran fuerza que movía a Napoleón era tratar de compensar sus debilidades internas como persona, mostrando gran poder material.

La forma en la que Bonaparte conquistaba nuevas tierras, también fue usada por él para conquistar a su amada Josefina y puede ser usada por ti para conquistar a una pareja, por supuesto adaptando valores como su astucia, paciencia, determinación y sobre todo su flexibilidad para enfrentarse a las adversidades. Cuando acudes a una página de contacto como Meetic, tienes una enorme cantidad de opciones para escoger; pero para no perderte en el camino, debes seguir la regla de Napoleón, tener claro el objetivo y los perfiles de la página perfectamente pueden ayudarte mucho en eso. Además debes ser flexible para superar obstáculos, no desfallecer, armarte de constancia y carisma para continuar y finalmente conseguir y conquistar la pareja que deseas.

josefina

El contacto de un día no te llevará al cumplimiento de tu misión de conseguir una pareja que se convierta en el amor de tu vida.