Home Batallas de Napoleón Bonaparte Batalla de Medina de Rioseco
Batalla de Medina de Rioseco
Usar puntuación: / 9
MaloBueno 
Escrito por F.J.Giganto   
Domingo, 02 de Agosto de 2009 11:02

Batalla de Medina de Rioseco el 14 de julio de 1808 cerca de Medina de Rioseco (Valladolid)

 

Batalla de Medina de Rioseco

ANTECEDENTES

Tras la derrota del general Cuesta en la batalla de Cabezón, los franceses entraron en Valladolid.  Mientras Cuesta intenta reagrupar  sus tropas dispersas tras la derrota. Cuesta intenta reorganizarse en Benavente donde se le unen voluntarios locales, leoneses  y un regimiento enviado por la Junta Asturiana. Pero a Bessières se le multiplican los problemas con revueltas, movimientos de las tropas regulares españolas y desembarcos de los británicos

MOVIMIENTOS PREVIOS


El día 6 de julio  de 1808 Gregorio de la Cuesta, capitán general de Valladolid, y el general Blake planean atacar a la aislada guarnición francesa de Palencia, al mando del general Lasalle, para cortar las lineas de suministros de los franceses entre Madrid y los Pirineos.


Las maniobras españolas son advertidas por Napoleón. El mariscal Bessiéres sale de Burgos, llegando a Palencia el 9 de julio, marchando hacia Benavente al mando de dos divisiones y dos brigadas de infantería, un cuerpo de caballería y otro de la Guardia Imperial, en total unos 14.400 soldados y 32 cañones.
El día 13 de julio los franceses llegan a Ampudia. Cerca de allí, en Medina de Rioseco, el general Cuesta cuenta con los 12.300 hombres y 5 cañones del Ejército de Castilla, esperando reunirse al día siguiente con los 9.400 soldados y 15 cañones del Ejército de Galicia del general Blake.


LA BATALLA DE MEDINA DE RIOSECO

 

Mapa de Medina de Rioseco

A las 02:00 horas, los franceses reanudan su marcha, llegando al cercano pueblo de Palacios, a las 06:00 horas. Los exploradores advierten de la presencia de los castellanos cerca de Medina de Rioseco, y Bessiéres ordena comenzar el ataque inmediatamente, para impedir que las tropas españolas se agrupen.
Sorprendidos por la celeridad del avance francés, los españoles pasan a la defensiva sobre el terreno en el que se encuentran ya asentados, de forma poco coordinada, el Ejército de Castilla se despliega en campo abierto al este de Medina de Rioseco, mientras el Ejército de Galicia se despliega entre la meseta de Valdecuevas y el monte Moclín, unos 3 kilómetros al este dejando un enorme hueco entre ellos.
Bessíeres ordena atacar a las tropas de Blake. La división de Mouton avanza al norte del Moclín, vigilando en la distancia al  Ejercito de Castilla de Cuesta y separándolo del Ejército de Galicia de Blake, al cual la división de Merle intenta flanquear por el sur de la meseta mientras la brigada de Sabathier asalta el Moclín con apoyo de caballería ligera.

 


Cuesta y Blake no pueden calcular el tamaño de la fuerza francesa a la que se enfrentan, al moverse a causa del sol, ya que las tropas francesas se encuentra al oeste de sus posiciones, y levantando una gran polvareda a causa de la sequedad de suelo castellano. Cuesta, en un exceso de prudencia, juzga inferior a la fuerza atacante y decide mantener sus posiciones confiando en que Blake, mejor situado, resistirá fácilmente.


La brigada de Sabathier ataca tras el alba, pero los navarros del general Blake les rechazan. Por la mañana la división de Merle prosigue lanzando asaltos desde el sureste, obligando a los españoles a girar el frente de su línea hacia esta dirección, dejando demasiado expuesto su flanco izquierdo, situado ahora en el monte Moclín.


Hacia las 11:45, una carga de cuatro escuadrones de caballería ligera enviada por Sabathier consigue desalojar a la infantería española del Moclín. La brigada de Lasalle rompe el flanco izquierdo de Blake y envuelve el Ejército de Galicia, cuyos aterrorizados soldados comienzan a desbandarse, dispersándose en dirección a Astorga.


Cuesta ordena una carga frontal contra la división de Mouton, empleando a la cabllería de los Guardias de Corps y los carabineros reales; pero la infantería francesa muy bien preparada y disciplinada, aguantan en inferioridad numérica la embestida española durante casi dos horas, al tiempo que la caballería francesa acude a enmendar la situación y  amenaza con flanquear las líneas españolas.
Bessiéres prepara al ataque final encabezado por las divisiones de Mouton y Merle, esta última ya ocupaba la meseta de Valdecuevas  amenazaba con envolver al ejercito de Castilla de Cuesta. De modo que el general Cuesta opta por retirarse a León hacia las 14:00 horas. En el subsiguiente saqueo francés de Medina de Rioseco se suceden los pillajes, violaciones, asesinatos e incendios de casas.


CONSECUENCIAS


Los españoles han sufrido unas 2.800 bajas entre muertos, heridos y prisioneros; otros 2.000 se dan por desaparecidos, las mayores bajas las sufrieron los hombres de Blake. Los franceses tienen unas 1.100 bajas; entre sus muertos figura el general d'Armagnac. Esta victoria supone el fin de la resistencia del ejército regular español en Castilla y los franceses capturan con facilidad León y Zamora en los días posteriores, pero está lejos de suponer un respiro paro los franceses, ya que las revueltas y enfrentamientos se extienden por todo el país con el ejercito regular enfrentándose con los franceses, la guerrillas que se empiezan a organizar y  los levantamientos populares en pueblos y ciudades.  Es una situación a la que los franceses no están acostumbrados ya que en otros países tras las victorias militares y la claudicación de los gobernantes el trabajo ya está terminado, pero en España es necesario el control de las ciudades pueblos y del terreno; y eso se escapa de las posibilidades de los franceses que poco tiempo después tendrán que enfrentarse a su derrota más humillante hasta el momento a manos del general Castaños en Bailén.

 

logo

 

Última actualización el Miércoles, 02 de Septiembre de 2009 20:30
 
 
Búsqueda personalizada

Encuestas sobre napoleon

Si Napoleon hubiera ganado en Waterloo ¿habria cambiado el curso de la historia europea?