Home Biografías Historicas Mititares Británicos El Duque de Wellington. Arthur Wellesley
El Duque de Wellington. Arthur Wellesley
Usar puntuación: / 8
MaloBueno 
Escrito por F.J.Giganto   
Martes, 24 de Febrero de 2009 19:53

Duque de Wellington. Arthur Wellesley

Arthur Wellesley, Duque de Wellington(Dublín, Irlanda, 1 de mayo de 1769 — 14 de septiembre de 1852)Mariscal Britanico.

PRIMEROS AÑOS


Arthur Wesley(Futuro primer duque de Wellington), posteriormente Wellesley, viene al mundo en 1769, curiosamente el mismo año que Napoleón Bonaparte. Fue el tercer hijo del segundo hijo de Garret Wesley, primer Lord de  Mornington. Su familia pertenecía a la baja nobleza anglo irlandesa. Arthur fue un niño muy enfermizo. Comenzó su educación en el prestigioso Eaton Collage, para posteriormente continuar su formación en la academia militar de Angers en Francia después de un breve entrenamiento en  Inglaterra, donde fue alumno de estrategas tan prestigiosos como Pignerol.

El 7 de Marzo de 1787 entra como abanderado del 73º regimiento de infantería y a finales de año asciende a teniente del 76º regimiento. A continuación prestó servicio como ayudante de campo del Lord teniente de Irlanda. En 1793 es ascendido a teniente coronel por la compra del puesto, algo que era muy común en los ejércitos de la época, pero por encima de ese rango el ascenso se conseguía de manera automática por antigüedad.

La verdadera toma de contacto del futuro Duque de Wellington fue cuando partió para Flandes con el duque de York  en 1794 donde dirigiría la retirada hasta el río Waal en la Batalla de Boxtel, donde el joven Arthur ya empezó a dar  muestras de su valía como oficial de campo.

La pobre imagen dada en la batalla por tropas y oficiales preocupó mucho a Wellesley, tanto es así que a su vuelta a Inglaterra decidió mejorar el nivel de eficacia del 33º regimiento en el que servía como teniente coronel así como su propia formación.

Posteriormente en 1796 fue ascendido a coronel y enviado a la India, y al año siguiente su hermano mayor Richard fue nombrado Gobernador general de la India, lo cual favorecería a Arthur a la hora de elegir los destinos más a su gusto. A pesar de este favoritismo el futuro duque de Wellington cumplió su cometido con extraordinaria eficacia, tanto en el plano militar como en el administrativo. Entre las acciones bélicas destaca la campaña de 1799 contra Tipoo Shib sultán de Mysore  donde comandó una división. Durante la segunda guerra con los mahratas ya ascendido a general de división obtuvo su primer mando independiente y logro un destacable éxito en la batalla de Assaye donde al frente de 1200 británicos y 5200 tropas nativas con 22 cañones en total, inflingió una derrota a un ejercito de entre 40000 y 50000 mahratas. También combatió exitosamente en Argaum, y atacó la fortaleza de Gawilghur., Tras la victoria de Argaum fue nombrado Sir.

A su regreso a Iglaterra contrajo matrimonio con Catherine Pakenham y en 1805 se convirtió en miembro del parlamente en representación de Rye. Pero con Napoleón dirigiendo los designios de Europa y con el embargo continental impuesto a Inglaterra; pronto volvió a la acción en esta ocasión en Copenhague, por agosto del 1807 donde capturó Kjöge.

EL DUQUE DE WELLINGTON. LA GUERRA PENINSULAR


En vistas a que Napoleón no podía atacar directamente a los británicos a causa de su inferioridad marítima, decidió atacar Portugal el aliado más antiguo de Inglaterra, país además que no estaba respetando el bloqueo continental impuesto por los franceses. A finales de 1807 Francia invade Portugal, aunque esta no representaba una potencia militar a considerar era la única manera de hacer algún daño a los ingleses, decisión que a la larga saldría muy cara y que tendría unas consecuencias imprevisibles.

A causa de estos acontecimientos el futuro lord Wellington embarco para liberar Portugal del yugo francés. Arthur Wellesley se impuso con mucha rapidez a los franceses en las batallas de Roliça y Vimeiro liberando momentáneamente el país luso de los franceses.

Pero en respuesta a estos acontecimientos y sobre todo a causa de la derrota ante las tropas españolas del general Castaños en Bailén, Napoleón entró en la península Ibérica con toda su potencia militar y obligó a John Moore a retirarse progresivamente hasta el desesperado reembarco de las tropas Inglesas en los puertos de Vigo y La Coruña. Con Napoleón de vuelta para atender los asuntos Europeos: Después de la desaforunada campaña de Moore Artur Wellesley fue nombrado comandante en jefe de las tropas en Portugal y regreso a la peninsula en Abril de 1809. A continuación obtuvo  otra brillante victoria en la batalla de Talavera por cuya victoria obtuvo el título de vizconde de Wellington.  En 1810 detuvo la nueva invasión de Portugal por parte de los franceses, pero fueron detenidos en Busaco y posteriormente en las líneas defensivas de Torre Vedras entorno a Lisboa. Después de las batallas de Fuentes de Oñoro y la Albuela, los franceses fueron definitivamente expulsados de Portugal en 1811.

En los años siguientes el duque de Wellington mantuvo la presencia del ejercito Inglés en el continente con múltiples acciones tanto ofensivas como en retirada que supusieron para los franceses un continuo goteo de hombres y recursos que habrían de terminar pasando factura a los planes del emperador. Como culminación a estás operaciones Wellington inflingió dos grandes derrotas a los franceses en la batalla de los Arapiles y en Vitoria por la que los franceses fueron expulsados de España y Wellington ascendido a mariscal de campo.

Ahora la guerra fue llevada a territorio francés lo cual fue una de las claves de la primera caída de Napoleón

En su regreso a Inglaterra, el duque de Wellington, fue aclamado como un héroe, había elevado enormemente la reputación del ejercito de tierra inglés y había derrotado a siete de los mariscales de Napoleón. Fue nombrado embajador en la Francia de Luis XVIII y acudió como representante de Inglaterra al congreso de Viena acompañando al ministro de asuntos exteriores Caslereagh, en el cual se iba a decidir el reparto de poderes de la Europa postnapoleónica.

Pero el congreso de Viena se vio interrumpido por la vuelta de Napoleón de su exilio en la isla de Elba. EL duque de Wellington dejo rapidamente las tareas diplomáticas para ponerse al mando del ejercito inglés en los Países Bajos y se enfrentaría a los franceses en Quatre Bras frante al mariscal francés Ney y en la definitiva Waterloo. Aquí Wellington iba a ponerse por fin enfrente de Napoleón en persona, del cual no tenía muy alta opinión, a lo largo de una cruenta batalla en la que la llegada de los Prusianos puso en fuga el ejército francés. La victoria de Waterloo ha hecho pasar al Wellington a la leyenda y supuso la derrota definitiva de napoleón. De todos a pesar de la victoria las tremendas bajas sufridas, incluidos varios de sus colaboradores más directos dejo en Wellington un sentimiento amargo la noche de la victoria, como se refleja en las cartas que escribió aquella misma noche, aunque posteriormente este sentimiento sucumbió ante la euforia posterior del crucial acontecimiento y le reportó una enorme fama y respeto que le acompañaría el resto de su vida.

DESPUES DE LA ETAPA NAPOLEONICA


Al duque de Wellington aun le esperaba una larga vida después de Waterloo, en 1827 fue nombrado comandante en jefe del ejercito britanico puesto que conservo el resto de su vida , tambien se dedicó a la política, llegando a  ser primer ministro británico por el partido conservador. Aunque fue una de las figuras políticas más importantes de la época en su país su talla como político no fue comparable a su talla como militar. Murió en Walmer en el condado de Kent en 1852 a la edad de 83 años poniendo fin a una vida llena éxitos y dejando para el recuerdo una de las personalidades más influyentes y relevantes en la historia de gran bretaña.

 

 

logo
Última actualización el Lunes, 03 de Mayo de 2010 10:27
 
 
Búsqueda personalizada

Encuestas sobre napoleon

Si Napoleon hubiera ganado en Waterloo ¿habria cambiado el curso de la historia europea?