El gigante despertó, ahora sus primeros pasos comienzan a marcar el camino de una revolución tecnológica.

Los fabricantes de los nuevos smartphone low cost, enfrentan batallas para las que buscan a los mejores con la intención de lograr conquistar los espacios más rentables del mercado. Como las grandes batallas militares los mercados no se ganan solo con armas, de eso aprendimos mucho de un hombre que fue apodado como el soldadito, debido a que era de muy baja estatura; pero que con su determinación y espíritu indeclinable, llegó a ser el hombre más poderoso de Europa, en efecto me refiero a Napoleón Bonaparte.

Cuando China despierte el mundo temblará

Son muchas las historias conocidas de hombres, mujeres y pueblos que fueron considerados sin oportunidad alguna y luego gracias a sus habilidades pudieron conquistar las cumbres más anheladas.

Hay dos nombres que retumban en los oídos de cualquiera que oye hablar de estrategia, uno de ellos es de quien hace unas líneas he escrito, Napoleón, un francés cuya actitud obsesiva por los detalles, lo llevó a librar más de cien batallas y solo a perder tres de ellas. Con recursos limitados el balance de su gestión como estratega fue mucho más que brillante. nEl otro hombre estaba en otro continente y le antecedió por más de mil quinientos años, se trata de Sun Tzu, un general chino que nunca perdió una batalla, minucioso, detallista y un magnífico estratega militar. Su leyenda se ha mantenido con los siglos y sus enseñanzas son estudiadas por los mejores ejércitos del mundo de hoy.

napo

Ambos reunían características muy similares y la determinación era una de las más resaltantes. Países como China han adoptado gran parte de sus estrategias aplicadas al marketing y han seguido la línea de la determinación, trabajando para llegar a convertirse en un país de innovadores, buscando alejarse de la imagen que ha tenido por muchos años como un país de mucha mano de obra; pero de poca calificación. Su sistema político difícilmente puede entenderse, es una combinación de comunismo para gobernar y con una apertura a la economía de mercado para poder incorporarse al mercado mundial. Pero si algo hay de cierto, es que cada vez más los productos chinos están en todas partes del mundo y el reconocimiento de su desarrollo tecnológico está dando muestras de una enorme mejora.

Los teléfonos celulares chinos baratos, son una excelente manera de comenzar a darse a conocer en el mercado con gran apetito por ellos y mostrarse con características diferentes a las que venían llevando hasta ahora. Su calidad les ha permitido competir con teléfonos de todas las gamas que existen en el mercado en igualdad de condiciones, en cuanto a diseño, calidad y  en lo que respecta al precio, su oferta es muy superior a la de cualquier competencia. Ahora uno de sus grandes retos es la distribución, sus productos tardan mucho en llegar  a otros lugares del mundo, al tiempo que los competidores responden mejor a esos consumidores que quieren sus productos lo antes posible.

terminales chinos

Los chinos han hecho benchmarking, como en su momento lo hicieron los japoneses con los americanos, tomaron lo mejor del mercado, lo transformaron y lo hicieron más asequible a los consumidores. Ahora con nuevos bríos están teniendo iniciativas propias y están apostando a la innovación con todas sus fuerzas, este es un gigante que hace tiempo que despertó y hay que tener cuidado porque se levantó y está dando sus primeros pasos para, a base de estrategia, conquistar nuevos espacios.