Cuando las cosas se ponen difíciles hacen falta personas con un carácter especial para hacer actuar a los demás.

El miedo ha conducido a muchos emperadores, políticos y empresarios a un futuro en espiral descendente. El escenario de la batalla se presenta con mucha incertidumbre ante la falta de recursos económicos. Los niveles de estrés en las organizaciones han aumentado de manera considerable y en gran medida ha sido motivado por el temor. En un ambiente como este las bocas cerradas y las cabezas bajas abundan para poder mantener sus espacios y sobrevivir.

lider

Son momentos para valientes, hombres y mujeres audaces y confiados, con enorme pasión. La historia lo ha demostrado, los que tienen las agallas de dar un paso adelante, tomar algunos riesgos y liderar el cambio durante las situaciones difíciles, serán los ganadores en la medida que la economía logra su recuperación.

Para situaciones como estas, vale la pena recordar a Napoleón Bonaparte, ¿Quién no ha oído hablar de sus hazañas? En parte, sus logros estuvieron siempre empujados por su arrojo. Hago una pequeña remembranza para muestra de su grandeza.

Después de haber ganado seis batallas seguidas con un ejército, entrenado; pero sin dinero, sin uniformes, ni comida y sin ánimo Napoleón Bonaparte, llega a Italia, persiguiendo a los austríacos, un puente le servía como retaguardia y los separaba del enemigo, que invitaba desafiante a Bonaparte a cruzar. Napoleón, lo resolvió con un simple ataque frontal por el puente en el que todo dependería de la valentía y la confianza que le tenían sus soldados. Pero, ¿Cómo puede animarse a alguien a hacer algo como eso? Ir por un puente mientras el enemigo disparando te espera del otro lado, descansado y con sus mejores armas. Su carisma era arrolladora, era un gran motivador. Sus hombres estaban hipnotizados por el entusiasmo, al tiempo que se daba la batalla él mismo se encargaba del cañón. Era un hombre de gran valentía, en varias ocasiones cañones cayeron a su lado y no mostraba miedo, seguía en el fragor de la lucha. Se dice que estaba siempre donde se le necesitaba.

batalla

Los hombres de Bonaparte llegaron a la mitad del puente y bajo fuego incesante se vieron obligados a devolverse. Pero luego de tomar un respiro para una carga siguiente, cruzarían haciendo huir al enemigo. Fue una maniobra más que espectacular, mas no impidió que los austríacos huyeran.

Napoleón ya tenía más que el respeto, la devoción de sus hombres. Marcado por la pólvora, sucio y desaliñado, surgió entre humaredas y desde ese momento empezaron a llamarlo el pequeño jefe. Había una identificación mutua. Ese momento lo llevó a pensar que su destino era hacer grandes cosas. Así la batalla de Lodi (Italia), lo llevó a ir más lejos con su ejército de lo que nunca antes había pensado.

flor-en-desierto

Cuando esté frente a situaciones adversas, tener una conversación incómoda, tomar una decisión para seguir adelante con un proyecto, eso puede ser atemorizante. Pero actuar en consecuencia, con convicción y pasión, ese tipo de acciones hechas de manera frecuente, consolidará tu confianza y además son un ejemplo para que otros te sigan cuando las circunstancias les obliguen a pensar que lo mejor es esperar que pase la tormenta.

Confronta la realidad que se presenta, escucha a tú alrededor y practica la retroalimentación, además hazlo con frecuencia, di lo que es necesario, toma las medidas necesarias, premia a quien se lo ha ganado, decide y sigue adelante.

 

Tags: , , , , , , , , ,