En tierras de Burgos estos grandes de la historia, dieron batalla.

Aunque en tiempos diferentes, la gallardía y el ingenio de estos hombres hicieron historia en Burgos. Vive la historia conociendo los lugares de esas batallas y escuchando de sus pobladores los cuentos que dejaron sus pasos por esas tierras.

Gamonal, 10 de noviembre del año 1808. Eran momentos de confusión y alborotos públicos, había un enrarecido ambiente que complicaba la situación. El Conde Belveder no había podido defender exitosamente su posición, el accionar de su ejército fue menos que pésimo y el desorden los había dejado sin posibilidades, además con pérdidas muy considerables. España sucumbía  a la fuerza y astucia en batalla de Napoleón Bonaparte.

Como es bien sabido, el carisma de Bonaparte era capaz de contagiar hasta el más desanimado de los soldados, sus conquistas le respaldaban y la confianza era uno de sus principales valores. Por quienes conocen los avatares de la guerra, saben que la moral es un asunto de suma importancia para los ejércitos y eso era algo que el general francés sabía manejar muy bien.

ejercito napoleonico

Por su parte Belveder, subestimó la fortaleza de las tropas enemigas e incluso dio oportunidad de descanso a sus soldados, sin advertir que su ejército tenía grandes debilidades. La suerte estaba echada y los franceses se llevaron la vitoria. Napoleón era de los líderes que se crecía ante las adversidades y cuando sus enemigos pensaban que sería presa  fácil, el francés sorprendía haciéndose con el triunfo, tal era su virtud, tal era su habilidad.

El ejército napoleónico entra en Burgos, donde se establece el cuartel general. En aquél momento y ante las exiguas fuentes de dinero para mantener al ejército en campaña, los soldados que habían resultado vencedores se apoderaron del botín, el pillaje y los destrozos fueron ingentes.

En aquél desorden, soldados de Napoleón saquearon los restos del héroe de Castilla, que estaban junto a los de su esposa, Doña Jimena, en el Monasterio de San Pedro de Cardeña, un importante centro religioso y cultural de la época. Por fortuna, ahora sus restos descansan  en el crucero de la Catedral de Burgos. Es curioso pero casi todo En Burgos, parece tener conexión con El Cid.

Al bajar los ánimos, Napoleón, hábilmente otorga el perdón y les da amnistía a los españoles que se rindieran. El objetivo era llegar a Madrid y España uno a uno iba perdiendo defensas ante el avance de Bonaparte. Seguiría rumbo a Portugal, su visión estratégica era sin duda la de un gran conquistador.

retrato

Estaba escrito

Antes de Gamonal, el ejército francés había sufrido una gran derrota que significó un gran traspié para conquistar España. El ego de Napoleón estaba severamente golpeado y su prestigio había sido mancillado. Pero no era un hombre, como sabemos, que se amilanaba ante el infortunio, eso parecía que lo llenaba de renovada energía. Era de esperarse que su ímpetu lo llevara a emprender una contraofensiva para recuperarse. Busca convertir a su hermano José como rey en Madrid, con agudeza propia de su estirpe, vio la debilidad estratégica de los españoles y dividió a su ejército en dos brazos, el de la llamada izquierda y el del centro que lo llevó al punto estratégico de Burgos.