La estrategia de la posición central.
Escrito por F.J.Giganto   
Domingo, 21 de Marzo de 2010 21:26


Tactica napoleonica

La estrategia de la posición Central.


La estrategia de la posición central no es un concepto inventado por Napoleón, sino que era un concepto de estrategia clásica que ya fue usado profusamente por Federico el Grande; lo que Napoleón hizo, al igual que con otros conceptos de táctica y de estrategia fue pulirlo y adaptarlo a las circunstancias de una guerra en la que se estaban usando extensiones de terreno y contingentes más amplios de los que se venían dando hasta ahora.


A lo largo de las guerras napoleónicas, los franceses en muchas ocasiones tuvieron que enfrentarse a varios ejércitos, los cuales sumados numéricamente, eran superiores al total francés. En tales circunstancias,  la maniobra más usada fue la de “la estrategia de la posición central”.

A pesar de lo que pueda parecer o se haya dicho en ocasiones, esta no era una maniobra muy del gusto de Napoleón; sino que era un estrategia usada es circunstancias desfavorables en las que otro tipo de recursos más del favor del emperador tenían menos posibilidades de éxito. Por lo tanto la posición central era una “ maniobra de desventaja”.

Si hablamos del prototipo de maniobra central, tendríamos que proponer un escenario ideal para dicha maniobra. En dicho escenario tendrías dos ejércitos enemigos que sumados nos darían una amplia superioridad numérica que avanzaban hacia Napoleón. En circunstancias normales la trayectoria de dichos ejércitos era en dirección al enemigo, en este caso los franceses, con una ligera  desviación en su trayectoria en dirección al flanco aliado para conseguir justo antes de la batalla un frente único ante Napoleón y así aprovechar su superioridad cuantitativa.

Grafico 1



Posixión1


Como podemos ver en el primer esquema, claramente el objetivo de los ejércitos enemigos, era conseguir entrar en contacto para presentar un frente común más fuerte que el Francés.

Despliegue de la posición central.

Para evitar esa lucha desigual la estrategia de Napoleón consistía en dividir su ejercito en tres partes formadas por dos o tres cuerpos de ejercito que funcionarían como unidades autónomas, esto es un claro ejemplo de la flexibilidad táctica y estratégica que aportaba el sistema de los cuerpos de ejército francés. En el centro se situaría la reserva formada por al menos un cuerpo de caballería, por la guardia y según el volumen de las tropas por otras unidades, esta reserva era manejada por Napoleón en persona. En cada ala se situaría una conjunción de dos o tres cuerpos de ejército, como habíamos dicho, con un mando centralizado para cada ala. Esta maniobra se realizaba tras la pantalla de caballería que protegía toda la maniobra de los ojos del enemigo, al tiempo que se recavaba toda la información posible sobre las disposición y situación de las tropas enemigas

A continuación empezaba la ejecución, en la que la reserva avanzaba hacia la bisagra de del ejercito enemigo es decir el terreno entre ambos , que era sin duda su punto más débil la denominada “posición central”.

Una vez dominada la posición central, el siguiente paso era destruir por separado las dos partes en las que se había fragmentado el enemigo, al tiempo que se evitaba que ninguna de las tres las francesas pudiese ser envuelta.

Para, dar lugar a esta destrucción, el grueso del ejercito, es decir la reserva más dos el ala más cercana se lanzaban contra uno de los dos fragmentos del enemigo, alcanzando así la superioridad numérica parcial, parcial mientras que el ala restante atacaba el otro fragmento enemigo para fijar su posición y que éste no pudiese acudir en ayuda de su aliado ahora en inferioridad numérica.

Grafico 2


Posición central fase uno


Mientras en el teatro secundario de operaciones( el lado izq en el gráfico), el general tenía la función principal de sostener la posición enemiga, pero ejerciendo fuerte presión ya que si ese ala enemiga era lo suficientemente débil y terminaba por ceder, se podían incluso enviar refuerzos al teatro de operaciones principal e intentar cortar las vías de escape del enemigo; como estaba previsto que Ney hiciese en Quatre Bras mientras el resto del ejercito golpeaba a los prusianos en Ligny.

Gráfico 3


posición central fase dos


Como podemos ver en el gráfico 3, el ejercito francés ha conseguido superioridad en el teatro principal de operaciones, mientras que el segundo ejercito enemigo, se haya en imposibilidad de acudir en ayuda de su aliado.

Además la flexibilidad, hacía de la “estrategia de la posición central”, que se pudiese cambiar el objetivo principal a golpear sin cambiar la disposición del ejercito francés. En el ejemplo del que hablábamos anteriormente, el objetivo principal inicialmente era el cruce de Quatre Bras y los hombres de Wellington, pero al quedar el ejercito prusiano excesivamente expuesto a causa de su avance se decidió cambiar a última hora el objetivo principal.

Gráfico 4



posición central fase 3


En este gráfico podemos observar el resultado final de una “estrategia de la posción central” idealizado, en el que el ejercito enemigo de la derecha ya ha sido derrotado y salvo una fuerza de persecución, el resto del ejército Francés de nuevo en superioridad numérica, ataca desde todos los flancos al ejercito restante  a la izquierda.

Principales fallos de la “estrategia de la posición central”.

En primer lugar, Napoleón siempre prefirió llevar el mando directo de las operaciones, lo cual era prácticamente imposible en estas situaciones ya que durante un tiempo de tenía que alejar del teatro secundario para centrar sus esfuerzos en el teatro principal. Otro problema era que la persecución del primer ejército atacado no se podía realizar a conciencia, ya que la mayoría de las unidades tenían que acudir al otro teatro de operaciones una vez terminado el primer encuentro. De estas dificultades, podemos decir que aunque el general Jomini,  mano derecha del mariscal Ney y uno de los grandes analistas militares de la época, afirmase que era una de las maniobras preferidas de Napoleón; está claro que sólo fue profusamente usada en la campaña de Italia, en la campaña de Alemania 1813- 1814 y durante la campaña de Bélgica de 1815, situaciones en las que Napoleón actuaba en inferioridad de lo cual podemos deducir que su uso era principalmente para este tipo de situaciones y que cuando la situación era otra, tendía al uso de otras maniobras.

Ejemplo de la posición central. La campaña de Bélgica e 1815.

Durante la campaña previa a Waterloo, podemos ver un uso claro de esta maniobra, con todos sus pros y todos sus contras. En primer lugar la distribución, en la que hay un ala izquierda dirigida por Ney, una derecha dirigida por el mariscal Grouchy y una reserva central dirigida por Napoleón.

En primer lugar el día 16 de junio podemos ver la efectividad y flexibilidad, ya que como comentamos antes sin cambiar un ápice de su dispositivo, se pudo cambiar el objetivo principal del inicial ataque a Quatre Bras y Wellington a la izquierda a Blücher y los prusianos en la derecha que se habían expuesto demasiado a causa de la excesiva impetuosidad del anciano mariscal prusiano.

Aunque el día 16 se saldó con un éxito francés, aunque Ney no consiguó expulsar a los hombres de Wellington de Quatre Bras, si impidió que este pudiese asistir a los prusianos tal y como se había comprometido previamente.En cambio, los errores cometidos desembocaron en el desastre de Waterloo. Entre estos errores están la tímida persecución de Grouchy a los Prusianos,ya comentamos los problemas  de la persecución en la maniobra de la posición central, y la ausencia de Napoleón en le teatro de Quatre Bras que hizo que los errores de Ney permitiesen a los británicos escapar a Waterloo en buenas condiciones.




Bibliografía:

Las Campañas de Napoleón de David Chandler

logo

Última actualización el Lunes, 06 de Septiembre de 2010 13:27
 
 
Búsqueda personalizada

Encuestas sobre napoleon

Si Napoleon hubiera ganado en Waterloo ¿habria cambiado el curso de la historia europea?