Conseguir el espíritu artístico y creador de la era neoclásica en la cerrajería actual parece cosa increíble. ¿Sabías que aún hay quienes mantienen las tradiciones de esa época?

La cerrajería artística siempre ha dado aportes significativos a la arquitectura, tanto en el pasado como ahora, los urbanismos muestran una notable huella en ese sentido. Las tradiciones han sido de gran importancia para mantener algunas técnicas que se remontan a los momentos estelares del gran Napoleón Bonaparte.

Una época en la que hubo grandes reformas sociales como la centralización de toda la administración en París, la creación del Banco de Francia, el arte neoclásico era dueño de Europa, España no podía negar su importante influencia. Los arcos de triunfo son una marca indeleble de aquellos momentos de la historia.

puerta rustica

La arquitectura Madrileña conserva fuertes rasgos de aquél esplendor. Los cerrajeros de la época de Bonaparte eran muy hábiles, el diseño de cerraduras para sumarte a aquél estilo requería de gran destreza. Desde aquellos tiempos de Napoleón Bonaparte viene un gran conocimiento de seguridad y de arte. Ese influjo de imprimirle belleza y funcionalidad a esa importante pieza de toda puerta, está en la sangre de muchos descendientes, que mantuvieron la esencia de crear una diversidad de formas originales de elaborar cerraduras.

Con el paso del tiempo el avance de la tecnología, los descendientes de aquella estirpe de creadores hoy trabajan con computadoras y máquinas capaces de hacer diseños que se adaptan a los requerimientos tan exigentes de los arquitectos de hoy. El uso de nuevos materiales, equipos y formas, representan un aporte de tanta intensidad como la que le imprimían sus ancestros y todo para exaltar la belleza; pero muy importante sin dejar a un lado su importante función de seguridad.

Un buen cerrajero aprecia una pieza bien hecha; pero no cualquiera sabe cómo manejar cerraduras antiguas por ejemplo, piezas que son prácticamente unas verdaderas reliquias. Estas siguen abriendo y cerrando a lo largo de los siglos y cuando necesitan mantenimiento hay que recurrir a un especialista que conozca bien el asunto. Una pieza tan importante que deje de funcionar perderá valor, y nadie quiere que eso suceda. Aunque son de mecanismo muy simple, hay que darle el justo tratamiento, es por eso la relevancia de acudir a expertos.

cerradura antigua

Una llave rota, no es como una de las llaves que hoy tenemos, repararla sería lo ideal, porque hacer una nueva, aunque pueda ser fácil, le restaría un enorme valor a la pieza. Imagine una cerradura de la puerta principal de un palacio que sea abierta con una llave hecha en 2015, se pierde gran parte de la magia ¿No lo crees así? Cuando vamos a un lugar a ver antigüedades no es lo mismo ver una réplica que una original, todos queremos ver la original aunque esta parezca deteriorada en extremo. El hecho de ser algo tan antiguo, es como si fuese un pedazo de la propia historia y  cuando ves la réplica es como ver la historia incompleta.

Haz el ejercicio mental de ir al Palacio Real de Valladolid en España y cuando entres a la habitación principal puedas ver la llave con la que el mismo Napoleón quizás cerró por última vez su puerta antes de irse a las guerras centroeuropeas. Es algo fascinante, sobre todo si eres un admirador o admiradora de su Figuera y de su gesta.